Trekking familiar en Los Calderones y Peña Portilla


El pasado domingo nos fuimos con las familias del Club y amigos hasta Piedrasecha para hacer la ruta de Los Caderones. Pero, además, llegamos hasta Peña Portilla. Amaneció un día feo, con nubes bajas, e incluso niebla en algunas zonas. A la entrada de Piedrasecha seguíamos con el cielo cubierto y con algo de frío.

No éramos demasiados: solo doce personas. Ningún niño pequeño. Tomamos el camino y pronto llegamos a El Manadero. Subimos hasta la cueva donde está la ermita de la Virgen del Manadero. Después seguimos camino por el desfiladero. Para algunos es la primera vez que recorren este impresionante camino.

Por el camino encontramos un grupo de ciclistas que se aventuran con sus monturas y algunos perros por estos lares. Pasamos al lado de la cascada y seguimos hasta Santas Martas.

En Santas Martas hacemos un algo en el camino. Las nubes se van despejando y aparece el sol. Ahora nos sobra la ropa de abrigo. Empieza a hacer calor.

Seguimos el recorrido hacia el oeste por un camino forestal recién arreglado. Poco a poco vamos tomando altura. En un punto el camino se convierte en senda estrecha entre piornos. El avance se hace más dificultoso por lo cerrado de la vegetación. Incluso en un momento tenemos que abrirnos camino entre las escobas con cierta dificultad hasta llegar al Collado Tijero, a 1.630 metros de altura.

Una vez en el collado nos tomamos un descanso. Desde aquí las vistas ya nos espléndidas. Incluso podemos ver los pilares del puente de la A-66 sobre el Embalse de Luna. Abajo tenemos Portilla de Luna. Los más aventuremos nos animamos a subir hacia Peña Portilla. Otros tres deciden que ya han hecho suficiente esfuerzo y se quedan en el collado para descansar y comer.

La ascensión es más sencilla de lo que parece, aunque las primeras pendientes son fuertes. Nos lleva casi media hora llegar a la zona alta que conduce hacia la cima. Entre las rocas paramos para comer. Aquí las vistas sí que son fantásticas: el pantano de Luna con su puente, parte de Babia, el macizo de las Ubiñas, abajo el pueblo. El día está ahora totalmente despejado.

Tras la comida, de nuevo nos dividimos en dos grupos, los que quieren pisar la cima cercana y los que prefieren reposar. Al poco de remprender el camino nos sorprende un corzo joven y saltarín. Tenemos oportunidad de fotografiarlo.

Enseguida llegamos a la cumbre. Aquí podemos contemplar los restos diversas construcciones de la guerra civil. En lo más alto hay un curioso montículo de piedras semejante a otros que podemos encontrar por los alrededores de Piedrasecha.

Descender de la peña se hace un poco más complicado que el ascenso para algunos. Ya en el collado nos reagrupamos todos de nuevo. Para el descenso encontramos una senda estrecha entre los piornos. Cuesta abajo todo es más rápido

El camino de vuelta no tiene más aventuras. Regresamos por el mismo camino de la mañana, pero en sentido inverso. En la garganta de Los Calderones encontramos a unos escaladores que practican su deporte entre las paredes de roca. Llegados al pueblo, paramos un buen rato en el bar para reponernos y comentar el día.

Entradas recientes
Archivo
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Flickr Social Icon

Club juvenil Anciles

Travesía Ana Mogas 2, bajo

24009 - León

987 208014

NOTAS LEGALES

© 2017  Club juvenil Anciles 

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Flickr Social Icon