Geras - Casares

En marzo, con el Trekking Familiar Anciles, nos hemos ido hasta Geras para hacer un recorrido, remontando el curso del río Casares, hasta el embalse. A pesar de tener buen tiempo, no estuvimos muchos en la excursión. En la parte norte del pueblo parte una pista forestal amplia. Pronto comprobamos que hay bastante agua y charcos por el camino.

En las cumbres cercanas hay algo de nieve. Tenemos que ir sorteando charcos, con peligro de resbalar. Incluso hay alguien que cae entre el barro....

Pasamos al lado de un puente que cruza el arroyo, pero seguimos por el camino principal. Ahora la pista asciende por un pendiente fuerte. Tiene una ventaja: no hay charcos. Hasta que descubrimos que la pista termina al pie de una torre de alta tensión. Vemos que el camino continúa, más estrecho, al otro lado del río. No hay opción de cruzar. Tenemos que desandar un tramo y cruzar el puente. En ese momento hacemos una breve parada para reponer fuerzas.

Al otro lado del río la pista forestal se convierte pronto en una senda estrecha pero bien marcada. Subimos a una zona de rocas. Cruzamos un pequeño arroyo que baja del monte.

A todo esto, nos acompaña Muxu, el perro de Elías, que disfruta correteando a nuestro lado. Atravesamos el punto más alto del recorrido entre rocas. A continuación, bajamos por una zona boscosa.

Llegamos de nuevo a la altura del río Casares. Lo cruzamos por un puente de madera.

Pronto el camino vuele a ascender. Ya estamos cerca del embalse. Los más jóvenes nos llevan ventaja. Tienen que esperarnos un poco para no perder el camino. Acabamos en una zona rocosa. Debajo tenemos un edificio que parece una central eléctrica. Seguimos por una senda entre rocas.

Pasamos un collado y salimos a una carretera estrecha. Un poco más lejos vemos los muros de contención del embalse. Enseguida llegamos a la altura del agua. Las vistas son grandiosas: frente a nosotros las cumbres de las Tres Marías con nieve y a sus faldas el pueblo de Casares.

Seguimos un tramo por la carretera. Pronto llegamos al muro del embalse. Mirando desde lo alto del muro hacia abajo impresiona su altura. Al otro lado del muro hay un mirador donde paramos a comer. Es una zona recogida y agradable. Tras la comida tranquila reemprendemos la marcha por el mismo recorrido en sentido contrario.

Ahora conocemos bien el recorrido y no hay peligro de perder el camino. Aunque hay algún tramo de subida, la mayor parte del trayecto es cuesta abajo. El sol nos da ahora casi de cara y hace calor. El camino de vuelta no tiene más historia.

En el recorrido de vuelta el suelo está un poco más seco. A eso de las cinco y media estamos de vuelta en Geras. Una excursión muy agradable con buen tiempo y en familia.

Entradas recientes
Archivo
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Flickr Social Icon

Club juvenil Anciles

Travesía Ana Mogas 2, bajo

24009 - León

987 208014

NOTAS LEGALES

© 2017  Club juvenil Anciles 

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Flickr Social Icon